Política for dummies

No, no es una guía de iniciación a la política, el título podría haber sido ¨Política para boludos¨, pero me pareció muy fuerte.

Una nueva burrada del candidato a presidente de Venezuela, el increíblemente formado, intelectual, experto en ciencias políticas, Nicolás Maduro a quien aparentemente se le apareció el espíritu de Hugo Chavez en forma de ¨pajarito chiquitico¨ (pronúnciese con el deje típico venezolano, el de las telenovelas).

Es decir, después de sorprendernos con que el cáncer se inocula, demostrando que conduciendo el metro se puede hacer un doctorado en epigenética y biología oncológica.??????????????????????????????????

Ahora nos sale con que es medium, habla con los muertos y estos se presentan como plumíferos. Tal vez si hubiera dicho que era una urraca sería más creíble. Me imagino una sesión de espiritismo ¨ Hugo, Hugo, si estás ahí…. da tres golpes de estado¨

maduro-el-doctor-dolittle

Vista la calidad intelectual de nuestros políticos de hoy en día, lo lógico sería esperar reacciones de los votantes, al estilo ¨¿Me estás tomando el pelo?¨ o en argentino básico ¨¿Vos me viste cara de boludo? Lo que más tarde se traduciría en una merma en los votos, pero, resulta que eso no es así, al día de hoy Maduro supera a Capriles en 15 puntos de intención de voto. No hay que ser un gran estadista para darse cuenta que existe una mayoría que se deja tomar el pelo o lisa y llanamente son boludos. Si a esto que digo lo dijera un candidato en campaña, esa mayoría se sentiría profundamente ofendida, como yo no estoy buscando votos, me da igual que se ofendan.

Pero tanta incoherencia tendría que tener una explicación, estamos hablando de política y su discursiva, Patrick Charaudeau nos explica que es constitutivo de todo discurso político apelar a las emociones, esto, está particularmente exacerbado en el discurso populista, apelando a la espiritualidad, como en este caso o a una dramatización que procura la adhesión pasional.

El mismo Maduro, explicando su charla con el pajarraco, dice a El Nacional de Venezuela ¨En ese hermoso acto que tuvimos en Sabaneta recordando la memoria de nuestro comandante. Allí confesé algo que me sucedió: entró un pajarito revoleteando y empezó a silbar. Sólo lo podemos entender nosotros porque nos cabe el amor de patriotas. El pajarito se sorprendió, me dio una vuelta y se fue. Y yo tengo derecho de sentir lo que sentí, burgueses, inhumanos, irrespetuosos, antipatria. Yo sentí el espíritu de mi comandante Chávez echándome la bendición en esta batalla que estoy dando. Así lo sentí, así lo sentí¨

Lo interesante del párrafo anterior es que viene a ser una muestra fiel de que explica Charaudeau sobre los efectos de la emoción en el discurso populista, donde el líder enamorado de su patria, denuncia la fuente del mal, los culpables son designados como seres malvados, complotados contra la nación, generando antipatía, emociones en contra de un enemigo.

Al final no importa de quien viene, la charla es siempre la misma, nunca enfocada a un ideal, es una incoherencia tras otra, no hay un método, un mínimo análisis, es decir, lo que el pueblo quiere escuchar, incluso si eso implica tomarle el pelo, verles la cara de boludos. Al final, el título de la entrada no era tan fuerte, si lo es que payasos como este y otros tantos en América Latina hayan convertido a nuestros países en un circo donde el tonto dirige el destino de millones.

Lo ha dicho el bicho.

Anuncios