Bancos. Con tachuelas

Imagen

Los bancos con tachuelas, trampa que  elaborábamos cual cazadores furtivos, la elección de la víctima, la colocación estratégica de las tachuelas, el esperar agazapados, ver como la presa inocente apoyaba las asentaderas, confiado, creyendo que el banco está ahí, impetérrito, esperando un culo cansado y llega el momento sublime, el estiletazo traicionero, los ojos ojos y la boca abierta, el chillido agudo, los segundos de gloria hasta que el entachuelado se da cuenta, las risas generalizadas y los infaltables insultos al victimario que se delata por ser el que ríe más fuerte.

Todos alguna vez lo hemos hecho, no se hagan los inocentes, al menos yo, me confieso culpable de haber provocado más de un dolor de nalgas. Si, era un vivo bárbaro. Ahora me pregunto, ¿quien era el irresponsable que permitía que párvulos con hormonas descontroladas lleven dichos elementos punzantes a la escuela? ¡Qué épocas aquellas! Bueno, no quiero que se me note mucho el viejazo rememorando batallitas pasadas.

Aquí vengo de hablar de otros bancos, también con tachuelas, pero de otro tipo. Lo que me motivó a a escribir esta entrada es un fragmento de la película Concursante que explica muy a grosso modo como ESTAFAN LOS BANCOS

Claro, que el estiletazo que producen estos bancos, produce de todo, menos risas. Tal vez, no venga a descubrir nada nuevo, pero que sirva esta en entrada como un servicio de ayuda para no terminar entachuelado.

Los de la de los banca, en este caso me voy a referir a la española, han sabido planear una estrategia, ofrecernos un banco que apetecía cómodo, esperar agazapados a que piquemos y una vez ensartados escuchar como protestamos, gritamos, aullamos. ¡Cuánta similitud con la broma infantil! Pero aquella, tenía, como mucho, un castigo menor, en el peor de los casos, quedarnos sin recreo. Esta, la de los bancos, no solo no tiene castigo, sino que sus culpables son premiados con indemnizaciones millonarias y puestos en otras compañías. Paradigma de ello es Rodrigo Rato:

Rodrigo rato Sigue leyendo

Anuncios