El cagastellano

Imagen

Más allá que es una muy buena campaña de publicidad de Scrabble, ya que se la estamos distribuyendo por toda la red a coste cero, el cartelito nos muestra un realidad, la destrucción de nuestro idioma o bien la creación de uno nuevo El cagastellano.

Por suerte, algunos talibanes de la ortografía, entre los que me incluyo, estamos en plena campaña de cuidado de nuestra lengua.

ortografía

Haciendo un análisis muy por encima del asunto, tal deformación idiomática, que antes era patrimonio de los burros, se viene acentuando desde el uso masivo de los mensajes de texto y las redes sociales, al punto que a nadie le llama mucho la atención y se escuchan excusas de todo tipo, como por ejemplo el ahorro de tiempo al escribir desde un celular, ahorro de tiempo que en mejor de los casos llega a 1 segundo, también se defienden diciendo que se entiende igual, si, se entiende perfectamente que sos un casi-analfabeto.

Si ya sabemos que el lenguaje cambia, que se adapta a los tiempos y aparecen palabras nuevas, en nuestro diccionario se han incorporado anglicismos, jerga tecnológica, etc. Pero eso no exime de escribir como oranguntanes.

Con motivo de esta entrada he estado buscando imágenes para ejemplificar lo que digo y es así como encuentro verdaderas perlitas sobre todo las que vienen de personajes públicos, entre ellos políticos de quienes se espera un nivel de instrucción superior (nota mental, todavía no aprendiste que son los políticos los que nos prefieren burros). El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri nos deleita:

tmb2_41578419-macri-fail

Aparte de la poca estima que le tiene a Cervantes, hay 82 pavotes que le hacen RT, esparciendo la plaga.

De uno y otro lado del charco vienen muestras de lo que me refiero, para ejemplo un escrito oficial del Parlamento Vasco:

faltas-de-ortografia-6

Hasta un poco de ternura despiertan estos borreguitos, con sello oficial de la mesa de entrada del Parlamento, como que ha sido aprovado, cuando en realidad deberían haberlo mandado a cursar primaria nuevamente.

Por suerte, en la red hay gente que hace más por cuidar nuestro idioma que despotricar en un blog que recién da sus primeros pasos. Leo gratamente en la versión online de Clarín que hay ¨guardianes de la buena ortografía¨ http://www.clarin.com/internet/guardianes-buena-ortografia-corrigen-Twitter_0_560943979.html. Ojos vigilantes los de @correctorok y @del corrector, antes las burradas online de gente pública  en  Twitter, no solo haciendo notar los errores, también explicando amablemente como se ha de escribir.

GUARDIANES-BUENA-ORTOGRAFIA-CORRIGEN-TWITTER_CLAIMA20110925_0091_23

Viendo ejemplos así, creo que no todo está perdido.

Ha dicho el bicho.

Anuncios