Balas para todos. El populismo punitivo

A vueltas con el tema del populismo, hay una vertiente a destacar del mismo, la que surge de la propia situación que sus políticas irresponsables generan. La inseguridad.

En la versión online de un diario de Santa Fé, Argentina, cuelgan un video de una escena, que por lo lamentablemente cotidiano, pareciera que no debería sorprender a nadie.

Pero en este caso, se da que la emotividad del ocasional espectador del video, se ve sacudida por la imagen del niño llorando desconsoladamente al ver a su madre desmayarse del susto. Como la grabación fue colgada en facebook, es muy interesante leer los comentarios, observar las reacciones, todas entendibles desde el punto de vista del hartazgo de la gente frente a la inseguridad que los rodea, o como les gusta edulcorar a los politisaurios ¨sensación de inseguridad¨.

FotoFlexer_Photo

Aclarando que yo también comenté, llama la atención como se repiten una y otra vez los mismos argumentos, las mismas reacciones. Uno pide militares, otro más balas a la policía, el de allá un paredón. Son reacciones más que normales, producto de la impotencia, emociones que todos hemos tenido ante una injusticia.

Pero esa emocionalidad, inherente a todos, puede ser perfectamente explotada por inescrupulosos que vienen a traer soluciones rápidas y  demagógicas a todas luces. ¿Cuántas veces hemos visto a populista de turno, con gesto adusto, prometer solucionar el problema de la delincuencia? Y las recetas son bastante parecidas, a modo general, aumento de las penas, reducción de la edad penal, hasta se escuchan pavadas como castración, pena de muerte o que los militares ocupen las calles. Proponen siempre un sistema represivo, reaccionando al delito hasta un poco irracionalmente.

Como  todo lo derivado del populismo, sus promesas son vacías, son las palabras que quieren escuchar las masas y nada más que eso.

Hay algo que tenemos que tener en claro, nadie está por encima de la ley. Reaccionar violentamente a la violencia nos convertiría en parte del problema. Las soluciones tienen que venir de la mano de la cohesión social, con propuestas coherentes y sobre todo, dentro de un marco legal.

No estoy aquí para elaborar dichas propuestas, sino para advertir, las balas no son la solución, muchas rebotan, se pierden y pueden ir a parar en gente inocente.

Lo ha dicho el bicho

Anuncios

Más de lo mismo con el populismo

images

Esta entrada, la hago a partir de una discusión muy animada y sobre todo entretenida que tuve hace poco tiempo. Pena que esa discusión fue en los muros de Facebook y no sentados en una mesa cara a cara, porque se pueden tener diferencias políticas y considero muy sano expresarlas, aún a sabiendas que esa discusión no va a cambiar nada, es un ejercicio que recomiendo a todo el mundo.

Buscando, leyendo, interpretando, preguntando a los que saben, uno llega a la conclusión que llegar a una definición precisa de lo que es el populismo es una tarea imposible. Esto, en parte es debido, a que sus orígenes y formas de expresión son muy heterogéneos. Así que a prepararse que viene larga la cosa.

En wordreference encontramos un primer acercamiento a la definición de populismo ¨doctrina política que se presenta como defensora de los intereses y aspiraciones del pueblo para conseguir su favor¨. Personalmente, a esa definición le quitaría la palabra ¨doctrina¨.

Esto es particularmente más evidente a nuestra Latinoamérica de la última década, donde tras los estragos de políticas neoliberales que diezmaron la capacidad productiva de los países, el populismo empezó a cobrar cada vez más fuerza, presentándose como la alternativa al imperialismo que nos llevó a la ruina.

Si bien definirlo es complejo, se pueden encontrar muchos puntos en común sea quien sea el populista de turno, por nombrar a algunos:

Cárdenas (México 1934-1940),
Perón (Argentina 1946-1953),
Vargas y Goulart (Brasil 1950-1954 y 1961-1964),
Ibáñez (Chile 1952-1958),
Velasco Ibarra (Ecuador 1933/ 1944/ 1952-1956/ 1960/ 1968).
Paz Entensoro (Bolivia),
PérezJiménez (Venezuela),
Rojas Pinilla (Colombia)
Y les siguen los pupulistas actuales que ya todos conocemos, Hugo Chavez, Evo Morales, Rafael Correa, Cristina Fernandez.

Vamos que sólo falta Olmedo y su Dictador de Costa Pobre.

dictador

Centrándonos en los puntos en común podríamos decir que es un fenómeno obrero y urbano, del campesino ni se acuerda, su elemento dinámico son las masas asalariadas, movilizadas y organizadas por el propio Estado, una suerte de sindicalismo estatal.

Es un movimiento a veces sin ideología clara, que consiste en una desordenada movilización de masas, sin brújula doctrinal, una intervención del pueblo emocional y mientras más aborregada mejor, librada a las intenciones del caudillo de turno para solucionar, en lo inmediato, las necesidades del pueblo esperanzado. Esto lo logran mediante un reparto irresponsable, complaciente y demagógico de la riqueza y nunca fomentando la producción.

El estado funciona en forma paternalista y clientelista, mientras haya recursos que repartir y casi sin quererlo, estructurando y perpetuando la pobreza. El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica.

Un partido populista podríamos denominarlo reformista y policlasista, lo común es que el líder provenga de la clase alta o media, lo que es clave para este movimiento de masas, las cuales suelen seguir más a caudillos que a ideas, ya que por norma son doctrinalmente pobres, inicialmente se representa como una rebelión contra el poder establecido; posteriormente, ya en el poder, exhibe exceso de paternalismo y demagogia. Fomentan el orgullo nacional para atacar a los malvados intereses extranjeros que sólo saben expoliar al pueblo. Y aquí quiero remitirlos a una nota de la revista Veja de Brasil, leída a través de Infobae que habla muy clarito del tema.

Así el Estado se torna cada vez más intervencionista, elefantiásico, enormemente burocratizado e incapaz de dar respuesta a las necesidades reales de la población. Esto tarde o temprano los lleva al colapso, pierde poco a poco el apoyo popular y de la burguesía (que vela sólo por sus intereses); cae por sí sólo, dejando un vacío de poder, que en otras épocas entraban a llenar inmediatamente los militares (Argentina, Brasil, Ecuador) o una social democracia modernista (Venezuela).
Ningún régimen populista ha cambiado las estructuras de un sistema. Y todos han sido corruptos y corruptores; sobre todo no productivos.

Citando a gente que sabe mucho sobre el tema, como Germani, Di Tella o Ianni que dicen que ¨el populismo es un movimiento ideológico de transición. Es un fenómeno aberrante, que resulta de la “asincronía” (es decir, de la coexistencia simultánea) de los dos polos, en el proceso de tránsito de una sociedad tradicional hacia una sociedad industrial. Tiene, por ello, un efecto de vitrina y un efecto de amalgama¨.
O lo que interpreta Laclau como populismo: ¨es un fenómeno ideológico, que articula el pueblo al discurso político de la clase dominante. Es un fenómeno cuya ideología política liga directamente la presencia del pueblo a su discurso.¨
Aunque más interesante es y es la que más me gusta ¨El populismo es una forma de autoritarismo que surge de la imposición de las masas. No es la forma militarista de autoritarismo, pero tiene las mismas aristas caudillescas y sigue el ritmo de las demandas de las masas¨(Ramos-Jimenez, 1983).

¿Interesante no? Ligar el populismo al autoritarismo, a una dictadura. Como ejemplo de esto, por más que suene a exageración, de como el populismo es capaz de llevar a toda una nación a un estado de locura y autodestrucción. Es extremista, pero es al nacionalsocialismo de Hitler a lo que me refiero. De como un agitador menor que daba discursos a borrachos en las Brauhaus de Bavaria, aprovechó la ola de descontento del pueblo alemán, con una inflación por las nubes, un alto porcentaje de desempleo y sobre todo (típico alemán), deseo de orden.

Con las dificultades, crece la empatía; paradójicamente, también parecen hacerlo las decisiones colectivas irracionales, así como el atractivo que las “soluciones duras”, el caudillismo, la demagogia, el populismo, el camino fácil y las movilizaciones grandiosas, el “orden” y otros eufemismos tienen entre grandes sectores de la población, con una representación en ocasiones transversal: desde ciudadanos vulnerables con o sin crisis, sin formación, ni una red social rica, hasta personas educadas y miembros de las élites. Los alemanes nacionalsocialistas fueron los primeros en utilizar la ¨propaganda de masas¨ y fueron los primeros en aplicar una de las ideas de comunicación que consistía en eliminar otra voces (entiéndase oposición) mediante el ¨principio de la mayoría¨. Y en que consistía este principio, en convencer a mucha gente, incluso a personas “racionales” e ilustradas de uno de los países más desarrollados de Europa y uno de sus centros científicos y artísticos, de que pensaban “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad. Como paradigma de esto está un tal Albert Speer, era conocido como ¨el arquitecto del III Reich¨, quien escribió en sus memorias ¨… que la capacidad de convicción del principio de la mayoría contribuyeron a su connivencia con algunas de las decisiones colectivas más irracionales y catastróficas de la historia.¨

Si Speer, un arquitecto procedente de una familia que había demostrado su capacidad artística y profesional durante generaciones, es decir, un tipo formado, fue capaz de dejar el raciocinio y abrazar los principios del populismo de su época, imaginemos hasta donde pueden llegar estos caudillos actuales seguidos por una masa cada vez más inculta.

cartel-8216-cristina-capitana-8217-reciben-fragata-libertad_1_1522739WTF????

Sería bueno que esas discusiones se den más a menudo, que entre charla y charla, conceptos queden, que todos y cada uno de los que de alguna manera podemos elegir el destino de nuestros países lo hagamos de manera consciente, sesuda y sobre todo nada emocional, votar, es la única herramienta que tenemos, el usarla correctamente es un deber que deberían inculcarnos desde pequeños. Así que desde este lugar, humilde pero con pretensión de llegar a las masas (jeje), los animo a debatir entre ustedes, a cruzar ideas y defenderlas, a desasnarnos.

Lo ha dicho el bicho

¨Yo robo para la corona¨

¡Qué fracesita! Acuñada por el filósofo contemporáneo Samuel Apfelbaum, erudito de glúteos siliconados, conocido también como José Luis Manzano (con seudónimo, como si fuese una estrella de cine), surgido en el momento álgido de los desmanes neoliberales del gobierno de Carlos Saúl Menem en Argentina.

manzano

¨Yo robo para la corona.¨ Un suicidio político, el que cometió ¨Cachetes¨ Apfelbaum/Manzano o como quieran llamarle, cuando hizo esa confesión al periodista Horacio Verbitsky, intentando justificar  la corrupción que reinaba en aquel entonces. Para ponerlos en situación, este bicho estuvo metido en un sinfin de chanchullos, promotor de la mayoría automática de Menem en el poder judicial impulsando la ampliación de la Corte Suprema y así asegurarse jueces leales. Participó activamente del desmantelamiento del Estado con privatizaciones nada limpias, intervino en las externalizaciones (palabra que no existe, pero a los politisaurios actuales les encanta utilizar) de Aerolíneas Argentinas, ENTel, YPF por nombrar las emblemáticas. Siendo ministro del interior, vió como volaba por los aires la Embajada de Israel y prometió descubrir a los autores, cosa que aún esperamos.

Pero esto no va de una biografía de Apfelbaum/Manzano, ni de la inmoralidad y falta total de escrúpulos de este parásito que lamentablemente sigue suelto y acumulando fortuna como líder de un medio de comunicación (¿recuerdan la entrada anterior?).

El tema es, el hecho que un político que hasta tiene olor a corrupto haya dicho algo así ¿nos ha dejado alguna enseñanza desde aquel entonces? ¿Hemos aprendido la lección o seguimos permitiendo que cientos de Apfelbaums/Manzanos ocupen cargos públicos? Creo que la respuesta es obvia.

Intentemos mirarlo de otra manera, tal vez, el ¨Yo robo para la corona¨ haya sido lo único honesto de que dijo este personaje, tal vez, la famosa cintura política le falló y en lugar de irse con rodeos, medias tintas y ambigüedades, su subconciente le jugó una mala pasada y le hizo, por una vez en su vida, decir la verdad, esto no lo exime de ser la antonomasia de la corrupción, pero en su mensaje, dejó claro que no era a él a quien debían apuntar, pedía que no maten al mensajero. Hoy haciendo un análisis en restrospectiva, deberíamos haber matado al mensajero, al remitente y al destinatario.

Bueno, se preguntarán a que viene esta clase de historia, con catarsis incluida. Viene a que pese al paso de los años, signos y colores políticos estos ladrones a sueldo para la corona siguen campando a sus anchas en las vidas políticas nuestros países. Si, en todos los países en donde uno mira un poco de cerca encuentra con lagartijas de esa calaña. En el caso de Argentina es a quien le he dedicado los párrafos anteriores, en Brasil Roberto Jefferson con su mensalão, por nombrar a uno, porque el listado es enorme, en Chile,  Luis Eugenio Díaz acusado de cohecho y lavado de dinero desde la Comisión Nacional de Acreditación, en Venezuela, Rafael Ramirez, etc. etc etc.  Ni siquiera en el país paradigma de la corrección se salvan, en Alemania Christian Wulff, renunció por corrupción (al menos este tuvo la decencia de dimitir). Y España, bueno que les puedo contar, que lo único bueno de la crisis que estamos pasando es que todas las porquerías salen a flote, que muchos han encendido el ventilador y arrojado la mierda contra él, salpicando hasta los menos pensados, son tantos los que roban para la corona, Luis Bárcenas y sus millones en cuentas en Suiza, Jesús Sepúlveda, exmarido de la Ministra de Sanidad Ana Mato. Francisco Correa y todos a los que tenía empaquetados en la trama Gürtel.

Todos, absolutamente todos tienen a su Apfelbaum/Manzano, estos elementos están siempre presentes y son la base para mantener a la casta política actual. Ojalá estos empiecen a tener deslices o brotes de honestidad como los del filósofo contemporáneo, que se suiciden políticamente, vayan desapareciendo y dejen paso a sangre fresca, no contaminada que nos devuelvan la verdadera política.

¨No permitiré injusticias, ni juego sucio, pero si se descubre a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared… ¡Y daremos la orden de disparar! ¨ – Groucho Marx

groucho-marx

Estupidizados. Así nos quieren

Buscando datos y lecturas de Noam Chomsky, vuelvo a leer el decálogo sobre estrategias de manipulación mediática. Primero sería interesante aclarar que lo elaboró un tal Sylvain Timsit y no Chomsky y que el libro al que hacen referencia ¨Armas silenciosas para guerras tranquilas¨ es de autor desconocido, de Timsit no hay muchos datos, o no tengo muchas ganas de buscarlos.

Quiero centrarme en las estrategias de manipulación, si bien, cuesta creer que haya gente pensando en cosas así, cual satánico Dr. No.

drno1

Pero leer  ese decálogo y ver como se ajusta a los que vemos día a día en los medios da que pensar . Sobre todo pareciera que nos quieren dejar como lobotomizados, anestesiados, convertirnos en como dijo Mariano Rajoy ¨…esa mayoría silenciosa que no se manifiesta…¨

Las 10 estrategias de manipulación mediática

mentideros telediario

1. La estrategia de la distracciónEl elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Parece macabro ¿no? Será que es la única forma de mantener este sistema actual, a esta altura ya hemos de dudar si llamarle democracia. Ni uno de sus principios es respetado hoy en día. No existe igualdad ante la ley, no existe una separación de poderes, con intromisiones permanentes de un poder sobre otro, más que nada del ejecutivo sobre el judicial (ej. Gallardón indulta a un conductor ‘kamikaze’ con 13 años de condena por matar a un joven), politizando todas las decisiones judiciales según su conveniencia. Los ciudadanos no pueden elegir libremente a sus representantes, ya que no existen opciones, siempre son las mismas caras.

Los políticos, los jueces chupamedias, los periodistas que manipulan sin descaro, los banqueros chupasangre, empresarios evasores,seguirán insistiendo en que es el mejor sistema, mantenernos a todos aborregados y mientras nos recortan por todos lados, nos empobrecen cada día más, contraen cada vez más el consumo, las empresas siguen cerrando y dejando gente en la calle, en España estamos llegando a los 6.000.000 de desempleados, todo para mantener un sistema de privilegios para los verdaderos culpables la crisis. Nos  ofrecen ¨Pan y Circo¨ para  tenernos a todos estupidizados, abstraídos de la realidad, apáticos, dejarnos sin capacidad de reacción.

A esto surge la pregunta. ¿Hay alguna alternativa a la democracia? Al menos a esta democracia hoy mal llamada representativa, porque los que están no representan a nadie. Tal vez una democracia directa, volver a los orígenes.  Algo un poco complicado, no es lo mismo un país de millones de habitantes que las pequeñas ciudades estado de la Grecia tropecientos años A.C.

No es el fin de esta entrada encontrar la variante, pero si plantear las preguntas correctas para aspirar a un cambio.  Tal vez sea empezar a mirar como hacen algunos suizos en su Landsgemeinde, un concepto interesante que merece un capítulo aparte.

Lo ha dicho el bicho

¿Quién dijo que todo está perdido?

Así empieza una canción que muchos hemos tarareado alguna vez, así empieza ¨Yo vengo a ofrecer mi corazón¨ de Fito Paez, en el video pueden deleitarse con la interpretación de Mercedes Sosa y Victor Heredia.

El motivo de esta entrada es aprovecharme de esas primeras palabras de la canción ¨Quien dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón¨

Estamos viviendo una época complicada, sobre todo aquí, en el Viejo Continente y se siente mucho más en esta España, vapuleada, deprimida, golpeada moralmente, en la que se destapan escándalos de corrupción a diario, con políticos que se ríen de quienes les votaron, incapaces de esbozar si quiera una idea que lleve a este bendito país a una mejoría. Para que hablar entonces de su monarquía, sin razón de ser o estar, unos muñequitos de torta bastante caros.

Pero entre tanto politiquerío barato, acusaciones, mierda brotando por todos lados, se empiezan a ver nuevas caras, escuchar nuevas opiniones y hace un par de días, una joven socialista nos sorprendió a todos cuando sin tapujos les puso los puntos sobre las íes a los líderes de su partido. Esta joven, Beatriz Talegón, hizo lo que muchos tenemos ganas de hacer y no podemos porque nuestros políticos son inalcanzables para los ciudadanos de a pie. Aquí les dejo el enlace para que sepan a que me refiero 

Otra noticia de ayer 13/2/2013 es que una iniciativa popular, con el apoyo de más de 1.000.000 de firmantes lograron que los diputados traten la reforma de la ley Hipotecaria, obligando al Partido Popular que antes se había negado a tratarla.

La defensora del pueblo, hizo reflexionar al Ministro de Justicia y éste aceptó rebajar las tasas judiciales.

Son pocas, pero buenas noticias, una luz de esperanza.

Noticias que me hacen tararear ¨¿Quién dijo que todo está perdido?¨ ¨Yo vengo a ofrecer mi corazón¨

Lo ha dicho el Bicho

El cagastellano

Imagen

Más allá que es una muy buena campaña de publicidad de Scrabble, ya que se la estamos distribuyendo por toda la red a coste cero, el cartelito nos muestra un realidad, la destrucción de nuestro idioma o bien la creación de uno nuevo El cagastellano.

Por suerte, algunos talibanes de la ortografía, entre los que me incluyo, estamos en plena campaña de cuidado de nuestra lengua.

ortografía

Haciendo un análisis muy por encima del asunto, tal deformación idiomática, que antes era patrimonio de los burros, se viene acentuando desde el uso masivo de los mensajes de texto y las redes sociales, al punto que a nadie le llama mucho la atención y se escuchan excusas de todo tipo, como por ejemplo el ahorro de tiempo al escribir desde un celular, ahorro de tiempo que en mejor de los casos llega a 1 segundo, también se defienden diciendo que se entiende igual, si, se entiende perfectamente que sos un casi-analfabeto.

Si ya sabemos que el lenguaje cambia, que se adapta a los tiempos y aparecen palabras nuevas, en nuestro diccionario se han incorporado anglicismos, jerga tecnológica, etc. Pero eso no exime de escribir como oranguntanes.

Con motivo de esta entrada he estado buscando imágenes para ejemplificar lo que digo y es así como encuentro verdaderas perlitas sobre todo las que vienen de personajes públicos, entre ellos políticos de quienes se espera un nivel de instrucción superior (nota mental, todavía no aprendiste que son los políticos los que nos prefieren burros). El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri nos deleita:

tmb2_41578419-macri-fail

Aparte de la poca estima que le tiene a Cervantes, hay 82 pavotes que le hacen RT, esparciendo la plaga.

De uno y otro lado del charco vienen muestras de lo que me refiero, para ejemplo un escrito oficial del Parlamento Vasco:

faltas-de-ortografia-6

Hasta un poco de ternura despiertan estos borreguitos, con sello oficial de la mesa de entrada del Parlamento, como que ha sido aprovado, cuando en realidad deberían haberlo mandado a cursar primaria nuevamente.

Por suerte, en la red hay gente que hace más por cuidar nuestro idioma que despotricar en un blog que recién da sus primeros pasos. Leo gratamente en la versión online de Clarín que hay ¨guardianes de la buena ortografía¨ http://www.clarin.com/internet/guardianes-buena-ortografia-corrigen-Twitter_0_560943979.html. Ojos vigilantes los de @correctorok y @del corrector, antes las burradas online de gente pública  en  Twitter, no solo haciendo notar los errores, también explicando amablemente como se ha de escribir.

GUARDIANES-BUENA-ORTOGRAFIA-CORRIGEN-TWITTER_CLAIMA20110925_0091_23

Viendo ejemplos así, creo que no todo está perdido.

Ha dicho el bicho.